El impacto social del proyecto `Cosiendo Capacidades’

Trabajadora Social

El impacto social del proyecto `Cosiendo Capacidades’

La iniciativa ‘Navarra Solidaria’ surgió en 2020 para dar respuesta a las consecuencias de la fase inicial de la pandemia. Impulsada por Fundación Caja Navarra y Fundación la Caixa, ha sido una iniciativa solidaria vital para ayudar a sectores que más han sufrido los efectos del COVID: personas con discapacidad, mayores, o en riesgo de pobreza.
 
Entre los proyectos sociales que se atendieron se encuentra `Cosiendo Capacidades’. Un proyecto que Amimet puso en marcha el pasado mes de marzo y que, gracias a la cesión por parte del ayuntamiento de Estella-Lizarra de un taller en el vivero de empresas en el Centro Tecnológico Miguel de Eguía, ha conseguido el gran reto de generar empleo para personas con discapacidad de la Merindad de Estella.
 
`Cosiendo Capacidades’ ha trabajado en dos frentes, por una parte ofrecer formación en costura y por otra parte una oportunidad laboral, haciendo hincapié en el conocimiento y manejo de nuevas tecnologías.
 
Los objetivos en los que se han trabajado son:
Inclusión laboral de las personas con discapacidad del entorno rural.
El desmantelamiento del sector textil en Navarra, y la dependencia de productos confeccionados en el sudeste asiático, ha evidenciado una oportunidad de reactivar esta industria en nuestro entorno.
­Asegurar su disponibilidad de forma local y sostenible en el tiempo, dando respuesta inmediata a las nuevas necesidades del sector sanitario y residencial con equipos de protección para atender a las personas afectadas, y evitar la propagación de la COVID.
 
 
Tras un año de trabajo, podemos constatar el balance tan positivo que el proyecto ha obtenido, generando un impacto en la zona que podemos resumir con los siguientes datos: la apertura del taller ha permitido formarse en Estella a 15 personas a través de dos cursos de 40 y 120 horas, y contratar a 16 personas, 6 de ellas con discapacidad. Por otro lado, en Tudela se formaron 22 personas con discapacidad, y se contrataron 11.
 
Estamos muy satisfechos con este proyecto que nos ha permitido formar y abrir las puertas al empleo en Tierra Estella a personas con discapacidad, uno de los colectivos con mayor desempleo y uno de los más castigados por la crisis derivada del COVID.
 
Desde Amimet seguimos comprometidos y trabajando por la inclusión laboral de personas con discapacidad, y generando oportunidades de trabajo