La figura del psicólogo en un CEE

La figura del psicólogo en un CEE

“Para entender qué es un Centro Especial de Empleo, debemos tener presente que existe la figura del psicólogo dentro de él.
Pero, ¿que funciones desempeña? Básicamente, y a grandes rasgos, el psicólogo del equipo se encarga de realizar un buen seguimiento de los trabajadores, en todos los ámbitos de su vida.
Íñigo Ibáñez, es el psicólogo de Amimet Centro Especial de Empleo, y como encargado de la Unidad de Apoyo, nos va a contar cómo gestiona esta área en la siguiente entrevista.
 

P: Hola Íñigo, nos cuentas brevemente qué es una Unidad de Apoyo.
 
R: Una Unidad de Apoyo la forma un equipo compuesto por dos psicólogos y dos educadoras sociales, los cuales prestamos los servicios de ajuste personal y social a los trabajadores de difícil empleabilidad del centro especial de empleo.
 
P: ¿Qué funciones desempeña una Unidad de Apoyo dentro de un Centro Especial de Empleo?
 
R: Nuestros objetivos son principalmente detectar y determinar, previa valoración de las capacidades de la persona y análisis del puesto de trabajo, las necesidades de apoyo que pueda necesitar el trabajador con discapacidad para desarrollar su actividad profesional.
 
Además de aportar cobertura psicológica, social, y acompañamiento en las distintas áreas que comprenden a la persona.
 
 
P: ¿Cuáles son vuestras actuaciones dentro de Amimet Empresa?
 
R: Elaboramos una red de trabajo alrededor de la persona abarcando todos los ámbitos necesarios para asegurar la estabilidad y la buena adaptación al puesto de trabajo.
 
Nuestras actuaciones están enfocadas a favorecer la integración de las personas de difícil empleabilidad en el día a día del centro especial de empleo. Para ello trabajamos conjuntamente con el centro de salud mental de Tudela, así como con distintas entidades; centro de rehabilitación psicosocial Queiles, Cocefe, etc., y también con familias o personas de referencia.
 
 
P: ¿Por qué es tan importante disponer de estos equipos de psicólogos?
 
R: Las personas que componen la Unidad de Apoyo, en su mayoría tienen trastorno mental grave o discapacidad intelectual, es por ello que la figura de estos profesionales se considera fundamental para garantizar su estabilidad emocional.
 


P: ¿Qué trabajo hacéis para que las personas con discapacidad estén más integradas y se sientan más independientes?
 
R: Fomentamos su autonomía personal desde el desarrollo adecuado del puesto de trabajo. Elaboramos un sistema de apoyo inicial presencial, el cual a medida que la persona va superando el proceso de adaptación vamos reduciendo paulatinamente.
 
Ajustamos el puesto a la persona trabajadora para asegurar el éxito de dicho proceso. En todo este recorrido la persona siempre está en el centro.
 


P: ¿Cómo evaluáis las diferentes esferas del trabajador para aumentar su bienestar tanto en el ámbito laboral como fuera de él?
 
R: A través de los distintos instrumentos a nuestro alcance, como son el protocolo de actuación en situación de crisis o descompensación, el test de personalidad tdp, entrevistas iniciales y de seguimiento de creación propia de la entidad. Así como el trabajo coordinado con las entidades anteriormente mencionadas, familia y profesionales del centro especial de empleo.
 
Para dar respuesta a las necesidades de carácter social de las personas trabajadoras contamos con la asociación de Amimet, la cual a través de su múltiple oferta de ocio da cobertura a estas carencias observadas para con las personas con discapacidad. e meses, trabajando de forma más específica sus capacidades laborales”.