Margarita Sánchez -Directora de AMIMET-

¿Cómo surgió AMIMET y cómo ha llegado a ser lo que es?
Amimet es la Asociación de Personas con Discapacidad de la Ribera de Navarra. Nace en 1979 promovido por un grupo de personas con discapacidad y Tomás Castillejo, centrándose en las dificultades de accesibilidad en todos los ámbitos el físico y el incumplimiento de las leyes fundamentales como es el derecho al trabajo. Así, en 1987 tras consultar a las personas asociadas cuál era su principal necesidad, ponen en marcha el Centro Especial de Empleo de Iniciativa Social Canraso iniciando el camino hacia la inclusión. Este modelo de empresa se dirige a personas con discapacidad con grado del 33% o superior, y se adapta el trabajo a la persona. Desde 2006 AMIMET es declarada de Utilidad pública. Trabajamos en dos áreas principales, asociativa para dar respuesta a necesidades para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapcidad de nuestro entorno, y el de empleo con el proyecto de CEEIS.
 
¿Podría decirse que emprendiste con AMIMET una lucha por la visibilizarían de un colectivo olvidado por las empresas?
Es una realidad aun hoy, 12 años después de mi llegada a esta entidad, el desconocimiento de las capacidades que tienen las personas con discapcidad en cualquier ámbito de la vida, y en especial en el trabajo. Luchamos contra estigmas, convivimos con prejuicios e imágenes distorsionadas de las personas y su potencial. Si a esta situación se une la ubicación en un entorno rural como es el de la Ribera, las oportunidades laborales se reducen aun más. En especial en el colectivo de mujeres que sufren doble discriminación.

Amimet apuesta por el modelo de Centro Especial de Empleo de Iniciativa Social, porque cree en las personas, en su potencial y en sus capacidades. Se preocupa de dar respuesta a la persona y se centra en adaptar el puesto a esta, y para ello se apoya en formaciones ad hoc que favorecen la estabilidad laboral, como son los ejemplos de textil, jardinería, y logística.

Como bien dices, tenemos que seguir visibilizando y reivindicando la capacidad de las personas con discapacidad, demostrando de lo que somos capaces de hacer. Cuando se dan la oportunidad de conocer el trabajo que hacemos, esa visión varía y poco a poco abren la mirada, y nuestra relación mejora.

Además, con nuestro trabajo favorecemos el cumplimiento de la Ley General de Discapacidad desde el cumplimiento de las Medidas Alternativas, a través de prestación de servicios y/o compras, así como desde los Enclaves laborales, que facilitan empleabilidad a personas con mayores dificultades.
 
 
¿Cómo es AMIMET por dentro? (Departamentos, personas trabajadoras, voluntarios…)
AMIMET está formado por dos áreas, la Asociativa y el Centro Especial de Empleo. Ambas se centran en ámbitos de la vida que incluyen a las personas con discapacidad cubriendo el ocio, la salud, el respiro familiar, vacaciones, y el empleo a través del CEEIS.

Para llevar a cabo los proyectos contamos con equipos multidisciplinares de profesionales, donde la diversidad generacional nos permite crecer y generar ideas con excelentes resultados para las personas con discapcidad.
 
Participo en ambos equipos, que están formados por personas con y sin discapacidad, en los que el talento es fundamental para la continuidad y puesta en marcha de nuevos proyectos. Actualmente, el 90% de la plantilla tiene grado de discapcidad, y para Amimet ese es el camino.

Trabajamos por que la igualdad de oportunidades sea una realidad, alcanzando el 40,5% de mujeres incorporadas, con la dificultad que se presenta en este entorno rural. Amimet es lo que es gracias a todas las personas que formamos parte de nuestra entidad, el compromiso y la resiliencia son nuestras señas de identidad.

¿En qué se diferencia AMIMET del resto de Centros de Empleo?
El modelo de CEEIS tiene bastantes similitudes, aunque destacaría que en Amimet la persona es el centro, es nuestra razón de ser. Por ello, adaptamos el trabajo a la persona, ajustando este a sus capacidades, si no es en el primer puesto puede ser en el tercero, esto implica conocer a la persona para buscar su hueco, y a partir de ahí, se adapta el puesto con medios técnicos, con apoyo de profesionales, con horarios flexibles para la persona y su situación.

¿Cuáles son las principales líneas de negocio?
Desde el CEEIS Canraso trabajamos diversas líneas de negocio, que nos permiten encontrar el sitio de cada persona. Las líneas principales son Logística/almacenaje, gestionando el almacenaje y su posterior expedición. Tenemos una nave en Las Labradas, con 6000 m2 de superficie y 4500m2 de estanterías hasta séptima altura. En esta nave además realizamos limpieza de bandejas de rodamientos, así como etiquetado de conserva tanto de lata como de cristal, y su almacenaje. Trabajamos para varias empresas realizando Montajes eléctricos e industriales como proveedor consolidado. Tenemos 2 Enclaves laborales en dos empresas importantes del tejido empresarial de Tudela en las que realizamos este tipo de trabajos, y que han permitido incorporación en empresa ordinarias de personas trabajadoras.

Ofrecemos Servicios externos, realizando limpiezas de oficinas y almacenes, mantenimientos de jardinería, así como gestión de control de accesos.

Tenemos dos talleres textiles, uno en Tudela y otro en Estella. La trayectoria de Amimet en el sector textil se remonta a la confección de fundas de coche, que con la crisis fueron deslocalizadas y esto nos obligó a cerrar el taller, pero entendíamos este conocimiento como diferencial y retomamos la confección con otros proyectos, confección de batas y ropa laboral, fundas para sillas de camping y playa, ropa de cama, arneses de seguridad para transferencia de personas con movilidad reducida, y ahora estamos valorando proyectos de alta confección. Este taller fue importante en la pandemia, ya que pasamos a ser proveedor de batas COVID para el Hospital de Tudela, para entidades que atendían a personas con discapacidad, además de cortar batas que confeccionaban colectivos para ayudar a salvaguardar vidas.

Ofrecemos servicios de comunicación gráfica, marketing y personalización, para ello hemos adquirido maquinaria de impresión de transfer y disponemos de bordadora. Cuentan con nosotros numerosas empresas del entorno, así como CEEIS, y asociaciones empresariales.
 
 
¿Qué barreras hay a la hora de contratar a alguien con discapacidad?
 Las barreras principales son los prejuicios, la imagen distorsionada de las personas con discapcidad, el “temor” al absentismo, al gasto de adaptación de puestos, y esto no es real. Hay ayudas para adaptaciones de puestos a las que pueden optar las empresas, cuentan con ayudas para la contracción y bonificaciones en la Seguridad Social, y el absentismo en algunos casos puede ser elevado. Las empresas se pueden beneficiar del empleo con apoyo que favorece la integración en la empresa. Si se superaran estas resistencias y se rompieran las barreras mentales avanzaríamos en la inclusión real.
 
¿Cómo se impulsa la integración de profesionales con discapacidad altamente cualificados?
Rompiendo los estereotipos que tiene la sociedad y dando visibilidad a las competencias que disponen las personas con discapacidad altamente cualificadas.
 
¿Qué pueden aportar las personas con alguna discapacidad aparte de su talento a las empresas?
Las personas con discapacidad pueden aportar lo mismo que cualquier persona trabajadora: capacidad, creatividad y compromiso con la empresa, y un valor añadido mejoran el entorno donde se incorporan, porque parten de una situación en la que tiene que “empujar” lo prejuicios para que sean reciclados, por el valor de la persona. Colocan gafas de ver y abren la mirada de la gente que les rodea.
 
AMIMET lleva más de 40 años trabajando en favor de las personas con discapacidad. ¿Cómo ha evolucionado su realidad en todo este tiempo?
Mirando atrás la evolución ha sido considerable. Se comenzó realizando manipulados simples en espacios con dificultades para adaptar los puestos de trabajo. En la actualidad se dispone de una nave de más de 6000 metros cuadrados para logística y etiquetado de conserva, se ha modernizado con tecnología avanzada el taller textil e incorporando al equipo de RRHH personas que hacen que los servicios cumplan las expectativas de nuestros clientes. Sin olvidar todas las dificultades y esfuerzos para llegar a donde estamos.
En al ADN de Amimet está el buscar soluciones y líneas de trabajo que permitan aumentar la inclusión laboral de las personas con discapacidad. Por ello estamos en una búsqueda continua de mejoras, de colaboradores y nuevas líneas de negocio.
 
 
¿Crees que los Centros Especiales de Empleo son una fórmula para que las empresas que no contratan personas con discapacidad puedan cumplir la ley?
Si es una solución para que la empresa ordinaria cuando tenga dificultades para la contratación, bien por el modelo productivo bien por la necesidad de perfiles específicos, pueda cumplir con la Ley, pero además por compromiso con el colectivo, ya que de las empresas depende en gran parte el mantenimiento del empleo de los CEEIS. Desde Amimet asesoramos a la empresa para solicitar Medidas Alternativas, así como mejora mejoras su RSE, y el cumplimiento con los ODS para la hacer una sociedad responsable con lo social.
 
¿Qué opinión te merece la Ley General de la Discapacidad?
Es una la ley que cubre las carencias que disponen las personas con discapacidad. El problema que veo es que desde las Administraciones no se cumple, no se da la visibilidad y la responsabilidad que se merece y el desconocimiento de dicha Ley hace que la Administración y la empresa no la apliquen en el día día de su actividad.
 
¿Por dónde pasa el futuro de AMIMET? ¿Cuáles son los siguientes pasos?
Nuestro core business es generar oportunidades laborales a las personas con discapacidad, desde la formación y la generación de nuevas líneas de trabajo más alineadas con la Estrategia 2030. Nuestro futuro es seguir trabajando, escuchando a las personas, a la empresa, dando respuesta a ambas, innovando procesos, invirtiendo en mejoras que favorezcan las capacidades de las personas que forman parte de nuestro CEEIS, así como buscar el compromiso en el cumplimiento de la ley de contratos de la Administración, y promover que las empresas se comprometan con Amimet desde su RSE.

Seguiremos trabajando cada día, incansables por hacer una sociedad equitativa, inclusiva e igualitaria. Ese es nuestro compromiso. Somos AMIMET.