Comunicación grafica inclusiva

Diseño gráfico inclusivo.

Álvaro Miguélez es responsable de la comunicación gráfica y creativa de Amimet. Sin duda un profesional comprometido y apasionado del diseño que nos descubre en esta entrevista cuál es su día a día como diseñador en un centro especial de empleo, y cómo plantea sus diseños pensando en todos sin discriminación.
 
Eres diseñador gráfico para Amimet, una asociación que trabaja por la inclusión de personas con discapacidad.

¿Qué es y cómo se trabaja la comunicación y diseño inclusivo desde la asociación?
El trabajo consiste en estructurar la información, ordenarla, hacerla accesible y comprensible a todos los públicos. Por supuesto tiene una dimensión estética que no se puede descuidar.

¿Crees que desarrollar diseños inclusivos está reñido con un buen diseño?
No, para nada, Un buen diseño tiene que ser inclusivo. 
Una de las principales características de un buen diseño es que el mensaje que se quiere trasladar llegue a todos los públicos.

Nos gustaría saber qué filosofía aplicas a tu trabajo ¿qué caracteriza y distingue tu trabajo?
Lo que tengo en mente en primer lugar es no caer en tendencias y modas, aunque es muy difícil evadirse de ellas.
Mucho tiempo de reflexión y análisis ya que despierta la creatividad para desarrollar la idea final.
 
¿Cuál es la mejor sorpresa o satisfacción que has tenido durante este tiempo en Amimet Empresa?
Como los clientes que han apostado en AmimetEmpresa para desarrollar proyectos de comunicación grafica repiten. Una satisfacción es la confianza que ha depositado AmimetEmpresa en mi para algunos proyectos que me han hecho crecer profesionalmente.
 
¿Cómo puedo ayudar el diseño a la inclusión?
Desde Amimet se ha escogido como herramienta la comunicación grafica para dar visibilidad a la problemática de las personas con discapacidad a la hora de incorporarse al mercado laboral diseñando diversas acciones. Con el objetivo de comunicar visualmente la problemática a la sociedad.
En proyectos de señalización de espacios y sitios web aplicamos el buen saber de la problemática que genera las diversas discapacidades (Auditiva, visual, sensorial…) para que los proyectos sean las más inclusivos posibles y el mensaje llegue a todos los públicos.
 
¿Cree que hace falta pensar más en el diseño inclusivo?
Principalmente el diseño web. Actualmente hay un gran porcentajes de web que no son accesibles para todos los públicos. 

En los últimos meses has diseñado trabajos interesantes para empresas importantes, pero por pedir.
¿Cuál sería tu colaboración, proyecto o trabajo soñado?

La mayoría de diseñadores queremos trabajar o colaborar con grandes marcas, por la visibilidad que tiene el proyecto. En mi trayectoria profesional no he colaborado con grandes entidades. Es una cosa que no me quita el sueño. 
Por pedir una colaboración ideal sería un cliente que participe en el proyecto, que te de libertad de romper con las tendencias y los tiempos demandados sean los óptimos para ejecutar la idea final. Vivimos en el mundo de lo inmediato, y el diseño eficaz lleva su tiempo.
 
¿Qué consejos darías a una empresa que quiere hacer su comunicación más inclusiva y que pueden suponer un gran cambio?
El proceso de análisis que tengan en cuenta las discapacidades de las personas a la hora de enfocar el proyecto, con el objetivo de trasladar el mensaje a todo el público.
Las entidades que tengan en cuenta a las personas con discapacidad en los proyectos de comunicación les aportara un gran valor en su marca y socialmente estarán mejor valorados.